miércoles, 25 de mayo de 2016

EL AYUNO DE DANIEL - Una maravillosa forma de purificar el cuerpo y conectarnos con el Espíritu de Dios


El Ayuno de Daniel es un ayuno parcial basado en la Biblia. Es un método de ayuno que los hombres, mujeres y jóvenes de todo el mundo están utilizando a medida que entran en la disciplina espiritual de la oración y el ayuno.

Hay dos escrituras de fundamentales para el Ayuno de Daniel. En Daniel 1, el profeta sólo comía verduras (que incluye las frutas) y sólo bebía agua.

(Daniel 1:12 NVI) “…Danos de comer sólo verduras, y de beber sólo agua.”

Así que de estas escrituras se obtienen dos guías para el ayuno:
1. Sólo las frutas y vegetales
2. Sólo el agua de bebida

Luego, en Daniel 10 leemos que el Profeta no comía carne ni pan o alimentos finos y dejo de beber vino durante 21 días. Estas tres semanas se refieren a la observancia de la Pascua y la Fiesta de los Panes sin Levadura, las cuales tienen lugar durante el primer mes del año (Éxodo 12:1-20).

(Daniel 10:2-3 NVI) “…yo, Daniel, pasé tres semanas como si estuviera de luto. En todo ese tiempo no comí nada especial, ni probé carne ni vino…”

Así que desde esta escritura, tenemos una tercera guía:

3. No edulcorantes o pan

Otra guía importante se deriva de los principios judíos sobre el ayuno, que no se utiliza la levadura durante el ayuno. Por eso es que la levadura, polvo de hornear y similares no están permitidos en el Ayuno de Daniel.

Por último, llegamos a la conclusión de que ningún alimento artificial o procesado, ni ninguna de las sustancias químicas se permiten en el Ayuno de Daniel.

Asegúrese de leer los ingredientes en las etiquetas de los alimentos preparados para asegurarse de que sólo incluyen los ingredientes del Ayuno de Daniel.

El Ayuno de Daniel para el Cuerpo, el Alma y el Espíritu   

La Biblia nos enseña que somos un espíritu, que tenemos una alma, y vivimos en un cuerpo. El Ayuno de Daniel afecta estas tres partes de nosotros cuando entramos en un período de tiempo centrado en la oración y el ayuno.

El Cuerpo – Ciertamente nuestros cuerpos se afectan cuando nuestra dieta ha cambiado, para algunos de manera muy dramática durante el Ayuno de Daniel. Muchos hombres y mujeres experimentan la desintoxicación de las sustancias químicas, la cafeína, y el azúcar. 
Los síntomas son más a menudo dolores de cabeza, calambres en las piernas, fatiga y malestar general.

La mayoría de las personas a pierden peso durante el ayuno de Daniel. Y muchos reportan curaciones de la diabetes, las alergias, el artritis y el cáncer.

El Alma – Con frecuencia se refiere como “la carne” en la Biblia, el alma es afectado grandemente durante el ayuno de Daniel. El alma es el asiento de nuestras emociones, el intelecto, la personalidad y la voluntad. Es en el “reino anímico” donde experimentamos ansiedad, la frustración, la ira. . . e incluso la felicidad.

Durante el ayuno de Daniel, su alma puede muy bien rebelarse contra el cambio dramático de su dieta. Experimentar y ganar esta batalla sobre la carne es a menudo una de las lecciones más poderosas del Ayuno de Daniel.

El Espíritu – Nuestro espíritu es la parte de nosotros que nace de nuevo y que se rinde a Dios y que luego permanece con el Padre y el Hijo. Nuestro espíritu se llena con el Espíritu Santo cuando nos sometemos a él. Durante el ayuno de Daniel, queremos poner nuestro espíritu a cargo de las otras dos partes de nosotros. Cuando la carne está actuando con un antojo, tomamos el control del mismo con nuestro espíritu (al igual que un padre toma el control de un niño rebelde).

El ayuno siempre va mano a mano con un objetivo espiritual. Así que durante este tiempo de ayuno, tendrá que concentrarse en la oración, el estudio y la meditación.

¿Qué pasa si usted tiene problemas de salud?
El ayuno nunca debe hacerle daño al cuerpo. Y si usted tiene dudas, asegúrese de consultar a un medico profesional antes de entrar en el Ayuno de Daniel o de hacer cualquier cambio dietético importante.

El Ayuno de Daniel es una manera muy saludable de comer! Por lo tanto profesionales de la salud apoyarán este plan de alimentación, pero pueden sugerir algunas modificaciones si usted tiene problemas de salud que requieren atención especial. Por ejemplo, las madres embarazadas y lactantes pueden recibir instrucciones para añadir el pescado, el pollo y el queso en el Ayuno de Daniel, pero por otra parte mantener el curso. Puede ser que los diabéticos puedan agregar más carbohidratos o incluir pollo y pescado. Además, los que son especialmente activos ya sea a través del deporte, el culturismo o vocación posible que tenga que modificar ligeramente el plan de alimentación.

Les animamos a que consulten con su médico antes de comenzar el Ayuno de Daniel.

Guías Para el Ayuno de Daniel
(Comidas que podemos comer)

Granos: intregal, arroz, avena, cebada.

Legumbres: frijoles secos, frijoles pintos, chicharos, lentejas, frijoles negros.

Frutas: Manzanas, chabacano, plátanos, zarzamora, melón, melon blanco, cerezas, arándanos, higos, toronjas, uvas, guayaba, kiwi, limones, limas, mangos, nectarinas, papayas, duraznos, peras, piñas, ciruelas, ciruela pasa, pasas, frambuesa, fresas, mandarinas, sandia.

Verduras: alcachofas, espárragos, betabel, brócoli, repollo, zanahoria, coli.
"El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fe, mansedumbre, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley." (Gálatas 5:22)


El Ayuno de Daniel: Su Propósito

Aunque el Ayuno de Daniel limpia el cuerpo al omitir ciertos alimentos por un tiempo limitado, la intención real y más profunda es la conexión espiritual. El propósito del ayuno cristiano es buscar una relación más íntima con Dios, al tiempo que libera al cuerpo físico de alimentos y bebidas no naturales y auto-gratificantes. Su enfoque debe estar en Dios, no en las cosas carnales del mundo. Muy a menudo, el foco del ayuno es la privación de alimentos. En cambio, el propósito del ayuno debería ser desviar nuestros ojos de las cosas de este mundo para enfocarlos enteramente en Dios.

Durante el Ayuno de Daniel usted querrá concentrarse en la oración, el estudio de la Biblia, y en la reflexión. El Ayuno de Daniel es una excelente manera de comenzar la preparación para crecer en el Señor.

Si tiene problemas de salud o está siguiendo algún tratamiento médico, es conveniente consultar primero con su médico. Usted también podría orar, consultar a un cristiano maduro o a su pastor, antes de ayunar. Recuerde, el ayuno debe hacerse periódicamente y por limitados días.

El Ayuno de Daniel: Los Lineamientos

Los lineamientos básicos del Ayuno Daniel incluyen comer:
  • • Frutas, nueces
  • • vegetales
  • • beber sólo agua (para eliminar toxinas) Algunos dicen que pueden incluirse jugos de frutas naturales si no contienen conservantes, azúcares, etc., pero incluso esos jugos deben estar muy limitados. El Café y el té no están permitidos.

El Ayuno de Daniel debe eliminar todas las carnes, los dulces, las papas fritas o pasapalos, el pan, y las comidas fritas. Los panes contienen levadura, polvo de hornear etcétera; ésos son agentes leudantes y deben evitarse. La levadura es simbólica del pecado en ciertas escrituras (1ra de Corintios 5:6-8).

Con estas cosas enumeradas, se concluye que cualquier alimento que contenga aditivos artificiales, sustancias químicas, o que haya sido procesado, debe evitarse completamente durante el ayuno. Las frutas y los vegetales son la base del Ayuno de Daniel y pueden ser preparados aceptablemente en una variedad de maneras. Muchas recetas del ayuno y varios libros de cocina han sido diseñados para el Ayuno de Daniel.

El Ayuno de Daniel es una poderosa disciplina espiritual. Al asociar el ayuno y la oración, uno puede abrirse al Espíritu Santo de Dios. Teniendo un deseo sincero de buscar a Dios, usted puede acercarse a Él con un corazón contrito y arrepentido, y Él le ministrará de una manera poderosa. El asombroso poder de Dios es transformador y usted conocerá que con Dios, todas las cosas son posibles.

Es importante notar que la Biblia no ordena en ninguna parte que los creyentes hagan el ayuno de Daniel. Como resultado, es un asunto de libertad cristiana hacer el ayuno de Daniel. Al mismo tiempo, la Biblia presenta el ayuno como algo bueno, provechoso, y beneficioso. El libro de los Hechos registra a creyentes ayunando antes de tomar decisiones importantes (Hechos 13:2; 14:23). El ayuno y la oración a menudo están entrelazados (Lucas 2:37; 5:33).

"Por eso pues, ahora, dice Jehová [Yavé], convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento" (Joel 2:12)



La historia detrás de este ayuno


A Daniel le toco vivir uno de los hechos más terribles en la historia de Israel. En el capitulo 1 vemos que el Rey Nabucodonosor tomo posesión de Israel y el pueblo empezó su exilio en Babilonia. Durante este proceso ordeno a que hombres jóvenes, saludables e inteligentes fueran enviados a su palacio como sirvientes. Daniel era uno de estos hombres. Durante su servicio Daniel tomo por costumbre ayunar porque no quería ofender a Dios contaminándose con las costumbres de esa tierra pagana.

En el capitulo 10, vemos que Daniel esta ayunando, buscando revelación de Dios sobre unas visiones que había tenido. De acuerdo a los versos 2 y 3, Daniel dice que no comió manjar delicado, ni carne ni vino, ni se ungió con perfume. Durante tres semanas el resistió las cosas que eran agradable a su cuerpo. Al terminar estos 21 días de ayuno, un ángel llego para contestar la petición que Daniel tenia antes Dios.

¿Quien puede hacer este ayuno?

El cristiano que quiera crecer espiritualmente y buscar acercarse más a Dios debe de ayunar con frecuencia. Este ayuno, hecho estrictamente o en moderación, puede ser practicado por cualquier persona.
Durante el ayuno

Todo ayuno consiste en sacrificar algo físico en cambio de algo espiritual. Es sumamente importante que el ayuno tenga un propósito, sea tan general como agradar a Dios o una petición mas especifica. Aparta tiempo cada día para leer la Biblia, meditar en ella y orar constantemente.

Las reglas
  • Como en todo ayuno parcial, en este uno come para sobrevivir, no por gusto. Si usualmente te sirves dos veces durante las comidas del día, prepárate para solamente servirte una sola porción o la mitad de una porción.
  • Todas las carnes, mariscos incluidos, y todo alimento derivado de un animal debe ser eliminado. Esto significa que no comerás huevos o productos lácteos de cualquier tipo, tales como la leche, el queso, la mantequilla, la manteca y así sucesivamente.

  • Eliminar todo alimento que sea muy procesado o alto en grasa y optar por las opciones orgánicas o integrales cuando se pueda. Bajo esta regla quedan eliminados los dulces, azúcar, comidas fritas, el pan blanco, las galletas, mermeladas y todo otro tipo de alimento similar.

  • Beber solo agua. Esto es porque muchos jugos tienen una cantidad alta de azúcar e ingredientes artificiales. Seria mejor comer la naranja en substitución de tomarse un vaso de jugo de naranja. El alcohol, café y el te están excluidos.


Lista de comida

La siguiente lista de comidas para el ayuno de Daniel sirve como guía de lo que se esta permitido comer. No es una lista completa. Si deseas comer algo que no esta listado, recuerda las reglas detalladas arriba.
  • Todo tipo de frutas: Manzanas, naranjas, guineos, uvas, melones, fresas, arándanos, cerezas, limones, carambola, guayaba, durazno, sandía, frambuesas, piña, ciruelas, pasas, kiwi, pomelo, higos, mangos, etc.

  • Todo tipo de vegetales y víveres: Tomates, espárragos, remolacha, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahorias, coliflor, apio, chile pimiento, hojas de col, maíz, pepino, berenjena, el ajo, el jengibre, la col rizada, lechugas, setas, hojas de mostaza, cebolla, perejil, papas, plátanos, yuca, las espinacas, calabazas, batatas, aguacate, etc.

  • Todo tipo de legumbres: Habas, frijoles, guisantes, gandules, lentejas, etc.

  • Todo frutos secos y semillas: Maní, incluyendo la mantequilla de maní, semillas de girasol, anacardos, cacahuetes, sésamo, almendras, avellanas, pistachos, etc.

  • Granos enteros: Trigo integral, arroz integral, mijo, quínoa, avena, cebada, granos, pasta de trigo integral, tortillas de trigo integral, galletas de arroz y palomitas de maíz.

  • Para cocinar continúe usando los aceites, el vinagre, la sal y otras hierbas y especies a su gusto.


Advertencias y sugerencias


Este ayuno es bastante exigente y es importante que las personas que sufren de alguna enfermedad o tienen una condición médica, consulten a su doctor antes de empezar este ayuno. Recomiendo que lleven una copia de este articulo a una consulta con su medico y que juntos adapten la lista. No usen una condición medica para evitar el ayuno y no usen el ayuno para evitar tratamiento medico si lo necesita.

Si el ayuno de Daniel se va hacer en familia, adapta la lista para los menores. Ellos pueden eliminar los jugos y los dulces, por ejemplo, y así participar de esta experiencia con sus padres.

Ayuno de Daniel en todos los Cenáculos del Espíritu Santo de Argentina y del mundo
Ell Ayuno de Daniel dio resultados maravillosos en la vida de quien se lanzó de cuerpo, alma y espíritu. Esta fe  que millones de personas fueron bautizadas con el Espíritu Santo, inclusive muchos niños tuvieron una experiencia extraordinaria con Dios.
Muchos que dejaron de ver la televisión, acceder a Internet y alimentar el alma con entretenimientos recibieron el sello divino y el avivamiento del Espíritu de Dios.

El Ayuno de Daniel es una gran oportunidad para quien aún no nació de Dios, y quiere tener un encuentro con Él. También lo es para aquellas personas que anhelan un crecimiento espiritual aún mayor de lo que ya tienen. Es con el Bautismo del Espíritu Santo que nos damos cuenta lo inmaduro que éramos, y cuán dependientes éramos de los demás cuando se trataba de nuestra propia vida espiritual. Por todo eso, para tener esta transformación, participe de la campaña y luche para recibir el sello de Dios.

0 comentarios:

Publicar un comentario