miércoles, 16 de marzo de 2016

Lancémonos y busquemos un destino que merezca la pena


¡Con esfuerzo, decisión y ganas por llegar a la mejor meta podremos conseguir lo que nos propongamos! ¡Todo depende de nosotros! ¡Utilicemos nuestro tiempo y nuestra energía para avanzar, nunca para alimentar el retroceso y la autodestrucción!

Lancémonos y busquemos un destino que merezca la pena:

  • ¡Atrevámonos, lancémonos y después comprobemos si nos ha merecido la pena la decisión tomada!
  • ¡Nosotros marcamos nuestro destino! ¡Si creemos que no podemos, no podremos! ¡Nadie hará por nosotros lo que nosotros no hagamos!
  • ¡Si confiamos en nosotros y decidimos avanzar desarrollando potenciales conseguiremos no arrepentirnos por la decisión tomada!
  • ¡Que las emociones negativas sirvan para activarnos, para recuperar los objetivos y para restablecer estados más deseables!
  • ¡Detectar las emociones nos puede ayudar a cambiar o a mantener lo que realmente merece la pena! ¡Es el mejor momento para tomar decisiones, tanto para intentar resolver el problema como para incrementar la satisfacción por los objetivos conseguidos!
  • ¡Empleemos nuestro tiempo en resolver problemas, no en aburrirnos sin saber qué hacer con él!
  • ¡No aplacemos ni evitemos tomar decisiones, cuanto antes actuemos y analicemos las consecuencias de las mismas mejor! ¡Que los buenos resultados retroalimenten nuestras motivaciones para continuar avanzando!
  • ¡No nos quedemos con una sola alternativa, tengamos en cuenta todas las posibilidades y aprendamos a descubrirlas!
  • ¡No veamos problemas donde no los hay y si los hubiera no nos lamentemos, actuemos para resolverlos y cuanto antes mejor!
  • ¡Juguemos continuamente a desarrollar emociones positivas para que se instalen, de tal forma que tomen las riendas de nuestra vida, con tanta fuerza que resulte imposible deshacerse de ellas!
  • ¡Si nos deshacemos de algo que sea de las emociones negativas! ¡Si aprendemos a detectarlas y a valorarlas podremos cambiarlas, manejarlas y controlarlas sin problemas!
  • ¡Practiquemos emociones que nos motiven hacia objetivos saludables y que nos ayuden a resolver problemas!
  • ¡Aprendamos a detectar los pensamientos y a controlar las reacciones de nuestro cuerpo para poder controlar mejor nuestras emociones y  nuestros comportamientos!
  • ¡La mente procesa la información a una velocidad tan rápida que si no aprendemos a observar, a detectar y a modificar lo que pensamos nos podemos encontrar con que hemos perdido tanta energía que somos incapaces de actuar, quedando bloqueados y sin fuerzas!
  • ¡Si controlamos las emociones seremos más benévolos con nosotros mismos y con los demás, permitiremos que se consoliden recuerdos que aporten bienestar, tendremos menos dudas y más seguridad, toleraremos mejor el dolor, los pensamientos serán más flexibles, estaremos en mejores condiciones para ver el lado positivo de las cosas, será más fácil tomar decisiones, seremos más creativos y más innovadores, será más fácil adaptar las decisiones a las necesidades, no culparemos tanto al entorno o a los demás de nuestros problemas, tendremos mayor capacidad para elegir, actuar y para resolver todo aquello que nos genere malestar…!
  • ¡Hagámoslo y no esperemos a que los problemas se resuelvan solos, no existen varitas mágicas, no existe magia, existimos nosotros mismos y somos nosotros quienes podemos cambiar nuestro destino en cuanto lo intentemos y en cuanto pongamos a funcionar todos nuestros recursos para conseguirlo!
  • ¡Para vencer al enemigo primero hay que conocerlo y para conocerlo primero hay que aprender a detectarlo y una vez detectado luchar para contraatacarle hasta que lo venzamos! ¡Nos sentiremos mucho mejor y resultará mucho más fácil que se instale la confianza, la seguridad en nosotros mismos y sobre todo la percepción de control!
  • ¡Cuánto más repitamos y repitamos los pequeños retos conseguidos más fácil resultará adquirir un hábito positivo y mejores serán los resultados!
  • ¡Si incrementamos el orgullo por los pequeños retos que vayamos consiguiendo pasaremos de vernos incapaces a vernos totalmente capaces y resolutivos!
  • ¡Hay muchas alternativas y muchas posibilidades, si otros las ven es porque están y existen así que aprendamos también nosotros a buscar y a encontrar lo que otros son capaces de ver! ¡No nos quedemos sólo con lo que nos perjudica, pongamos en práctica lo que nos beneficia y aprendamos a sacarle partido!

0 comentarios:

Publicar un comentario