miércoles, 24 de abril de 2013

Mandamientos para los Padres

1.- Diga lo que piensa y piense lo que va a decir: exprese en forma directa y en sus propias palabras lo que siente:

Sus hijos tienen derecho a saberlo.

2.- Siempre diga la verdad:
Aun cuando sepa o crea que sus hijos se sentirán lastimados al saberla. Usted también espera que su hijo sea veraz.

 
3.- Sea siempre el mismo:
Los jóvenes necesitan de alguien fuerte de quien depender especialmente de momentos crí­ticos. Al observar que usted es consecuente, ellos podrán apoyarse en usted.


4.- Respalde con sus actos lo que dice:
No les diga una cosa, mientras que tiene otras reglas para usted. Sea el ejemplo.

 
5.- Cumpla su palabra:
Si dice no, que sea no, Si dice si, que sea si. Tome decisiones en las cuales sus hijos puedan confiar.

 
6.- Exprese claramente:
La mayorí­a de los problemas familiares son causados por algo que no ha sido dicho con claridad, algo que es una suposición y que no ha sido discutido satisfactoriamente.

 
7.- Cumpla siempre sus promesas:
Nunca prometa algo que no tiene la intención de cumplir. Sí­ las circunstancias le impiden cumplir una promesa, explique claramente las razones que lo impiden.


8.- Pida Perdón:
Los padres no son perfectos. Nunca trate de justificar sus faltas ni sus equivocaciones. Admita sus errores. Si usted comete un error de juicio pida perdón.


9.- Consulte con sus hijos:
Los hijos tienen un sentido de comprensión más profundo de lo que se les concede. Solicite sus ideas y opiniones. Siéntase orgullosos del amor que ellos le profesan y hágaselo saber.

 
10.- Discipline impulsado por su amor:
Nunca discipline a sus hijos impulsados por la ira o el enojo. si amenaza con castigarlos y no lo hace, lo que logra es confundirles. Piense en cómo va a disciplinarlos antes de actuar.


11.- Confí­e en sus hijos:
Concédales alguna libertad. si usted les demuestra que confí­a en ellos, ellos responderán en forma confiable. Si confí­a en ellos, ellos confiarán en usted.


12.- Manifiesten los padres su amor mutuo:
El mejor regalo que los padres que les pueden dar a sus hijos es un ejemplo de amor mutuo. Los hijos aprenden acerca de lo que es el verdadero amor viéndolo en sus padres.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada