miércoles, 24 de agosto de 2016

¿Qué es una Rotura Uterina y a qué se debe?



¿Que es? En algunas raras ocasiones, el útero se rompe o desgarra durante el embarazo o la dilatación (más frecuentemente durante la dilatación). La única causa de rotura uterina es la existencia de una cicatriz en la pared del útero. Dicha cicatriz puede ser el resultado de una cesárea anterior con la clásica incisión vertical; una rotura uterina reparada; cirugía uterina (para corregir la forma o extirpar fibroides); o una perforación uterina anterior.

Las contracciones extremadamente violentas (espontáneas o inducidas) también pueden producir la rotura; pero ello es raro, particularmente durante el primer embarazo, sin la existencia de una cicatriz que predisponga a ello. La rotura es más común en las mujeres que ya han tenido cinco o más hijos, que tienen el útero muy distendido (debido a múltiples fetos o a una cantidad excesiva de líquido amniótico), han tenido una dilatación difícil anteriormente, o están pasando dificultades en el parto presente (particularmente distocia debida a los hombros del bebé).

Las anormalidades relacionadas con la placenta (tales como una placenta que se separa prematuramente o que se halla implantada muy profundamente en la pared uterina) o con la posición fetal (tales como un feto atravesado en el útero), así como un severo trauma del abdomen (como el producido por un cuchillo o una bala), pueden aumentar el riesgo de rotura uterina.

Signos y Síntomas. La rotura uterina no es una complicación que puedan esperar las embarazadas normales. Pero las mujeres que tienen un mayor riesgo de rotura, debido a que su útero presenta una cicatriz o por cualquiera de los factores mencionados más arriba, deberían conocer los posibles signos de advertencia, por si acaso: fuerte dolor abdominal, desvanecimiento, hiperventilación (respiración rápida y profunda), taquicardia, inquietud y agitación.


Si la embarazada experimenta dichos síntomas, que son más fuertes cuando la rotura se produce en la mitad superior del útero, deberá buscar atención médica de emergencia de inmediato. El primer signo de que se ha producido la rotura suele ser un dolor como una quemazón en el abdomen, acompañado por la sensación de que algo se está "desgarrando" en el interior. Ello suele seguirse de un breve período de alivio y luego aparece un dolor y sensibilidad abdominales difusos. 
A menos que la rotura se produzca en la mitad inferior del útero, generalmente cesan las contracciones. Puede darse un sangrado vaginal o no. El feto podrá ser palpado con mayor facilidad a través del abdomen y puede que muestre signos de sufrimiento.
Tratamiento. Es necesario un parto quirúrgico inmediato, seguido de la reparación del útero, si ello fuera posible. Si el daño es extenso, podría requerirse una histeroctomía. Algunas veces la rotura no se reconoce hasta que se da una hemorragia después del parto. También en este caso el útero será reparado o extirpado.
Después de una rotura, la madre es estrechamente controlada para asegurarse de que no se dan complicaciones, y puede que se le administren antibióticos para prevenir una infección. Dependiendo de la situación, se le permitirá que se levante de la cama en sólo seis horas o quizás deba esperar varios días.

Sangrado del ombligo en Bebés


En el recién nacido, es normal que el ombligo sangre un poco los primeros días y también cuando se cae el resto del cordón pinzado. Lo descubriremos porque hay algunas gotas que manchan la gasa, pero no la empapan. Si el cordón ya se ha caído, lo que observaremos son pequeños restos desangre seca, coagulada, al proceder al limpiado del ombligo, en los pliegues internos.
Un sangrado profuso, si la gasa se empapa antes de caer el resto del cordón o el ombligo sangra abundantemente, indica trastorno de la coagulación, por lo que habrá que consultar a pediatra.
Si el cordón sangra levemente no es más que una pequeña irritación de las estructuras del ombligo por roce del pañal. Hay pañales especiales para recién nacidos que, o bien son bajos para no rozar el cordón, o bien son amplios para cubrirlo totalmente.
Normalmente el sangrado leve del ombligo desaparece solo, pero es importante comprobar que no se trate del inicio de una infección del ombligo, la onfalitis de la que os hablamos hace poco. Otros signos nos alertarían de ello: enrojecimiento de la piel de alrededor, supuración y mal olor. Entonces hay que acudir de inmediato al especialista para su tratamiento.
Pero no debemos preocuparnos si el sangrado del ombligo es leve y no hay otros síntomas.
fuente: bebesymas

Cuidados de la Mujer tras una Cesárea


La cesárea es una operación y, a diferencia del parto vaginal, requiere de una recuperación postoperatoria y de una internación más prolongada, generalmente entre 2 y 4 días. 

Se recomienda caminar lenta y progresivamente desde el primer día de la intervención para mejorar y acortar la recuperación. Y en el caso de sentir dolor, el médico indicará analgésicos que se pueden tomar aún amamantando. 

Notarás que los loquios (pérdidas de sangre) tienen las mismas características que los del parto normal, aunque a veces las pérdidas son de menor cantidad.

Los puntos de la cirugía se retiran entre los 10 y 15 días de realizada la cesárea.

Una vez que puedas regresar a casa después del nacimiento de tu bebé, es importante que te organices bien y pidas algo de ayuda ya que posiblemente estés un poco dolorida y además tenés un bebé para cuidar, por eso es aconsejable aceptar toda la ayuda que puedas necesitar. 


¿Qué calmantes recibiré para aliviar el dolor?


Luego de la cesárea, hay distintas posibilidades para aliviar el dolor:

- Morfina: si la cirugía fue con peridural o bloqueo espinal, el anestesiólogo puede agregar morfina, que hace efecto durante 24hs, evitando los calmantes que adormecen todo el cuerpo. Hay casos en los que se deja la epidural entre 12 a 24 horas después de la cesárea para poder introducir más medicación si es necesario. 

- Analgésicos inyectables o "analgesia controlada por el paciente": otra opción es, inmediatamente después del parto, la medicación intravenosa que puede ser a través de inyecciones o de una sonda controlada por el paciente, que cuando siente dolor aprieta un botón. En este último caso, las dosis son contraladas a través de un aparato para no recibir por demás.

- Medicación para aliviar el dolor en los días posteriores: el médico puede indicar calmantes o analgésicos en forma de pastillas para aliviar el dolor el día de la cesárea y hasta una semana después. Y también es posible que junto con los medicamentos recete algo para evitar la constipación que estos suelen producir.

Es importante no esperar a sentir mucho dolor para pedir la medicación, porque cuanto más se tarde más difícil será aliviarlo. Y si la medicación no funciona es fundamental hablarlo con el médico o las enfermeras, porque la idea es que la mamá esté lo menos dolorida posible para poder estar con su bebé y amamantarlo.

Todos estos medicamentos se dan teniendo en cuenta que no afecten la lactancia ni pasen a la leche materna.


¿Cómo se debe higienizar la herida?


La herida se debe lavar con agua y jabón neutro -se puede poner antiséptico iodado-, se debe secar bien y finalmente colocar una gasa estéril sobre ella. Luego, hay que cubrirla con una faja abdominal (al colocar la faja la cicatriz debe quedar justo en medio así lo bordes de la misma no la rozan) que en general los médicos indican durante 30 días, especialmente para colaborar ante movimientos que requieran utilizar los músculos abdominales, como al incorporarse. Con estos cuidados ayudarás a que se cicatricen y cierren bien todos los tejidos. 

Si observás que la herida tiene secreciones, esta hinchada o roja, es importante consultar al médico.

Tené en cuenta que podés levantar al bebé, pero intentá no levantar a tus hijos más grandes, al menos durante los primeros 15 días. 

Recordá que no se puede hacer gimnasia, al menos durante el primer mes.


¿Puedo amamantar si tuve una cesárea?



La lactancia materna es posible siempre, pero en el caso de la cesárea, hay ciertos factores que pueden hacer que el comienzo sea más dificultoso. Esto se debe a que la cesárea es una cirugía mayor, por lo que el contacto madre e hijo puede demorarse, lo que depende muchas veces del tipo de anestesia que haya recibido la mamá. 

Por otra parte, la madre que tuvo una cesárea necesita ayuda para el cuidado del bebé, para ponerlo al pecho y para cambiarlo, debido a las molestias posoperatorias.

Por eso es importante contar con toda la colaboración en este momento, saber que la lactancia materna es posible, que la leche no tarda más en bajar luego de una cesárea, como suele creerse, y que poner al bebé al pecho lo antes posible es la manera de estimular el amamantamiento. Ver posiciones recomendadas para amamantar luego de una cesárea.


¿Cuándo se pueden reiniciar las relaciones sexuales?


Luego de una cesárea deben pasar entre 30 y 40 días para reiniciar las relaciones sexuales, sin embargo, cada mujer tiene sus tiempos, y es posible hacerlo una vez que las pérdidas o loquios hayan cedido (algo que sucede, habitualmente, 20 días después de la cesárea).

Hay parejas que reanudan las relaciones el primer mes, otras luego de la famosa “cuarentena” y otras esperan meses hasta que se sienten cómodas nuevamente. 

Durante la lactancia hay anticonceptivos orales que son muy efectivos y que además son inocuos para el bebé. Otra buena opción anticonceptiva es el DIU (espiral). 




¿Cuándo se puede empezar a hacer actividad física después de una cesárea?


Para comenzar con actividad física o gimnasia después de una cesárea, la mamá debe contar con el alta del médico que determinará si está todo bien como para empezar con ejercicios. Esto suele suceder al mes de la cesárea, cuando la herida ya cicatrizó, de todas maneras depende de cada mujer, hay quienes deben esperar más de un mes para que desaparezcan las molestias y el tirón en el bajo vientre, por eso es fundamental tener el alta médica.

Luego de un parto es importante comenzar con ejercicios que ayuden a ajustar el abdomen y a recuperar la tonicidad perdida, favoreciendo la vuelta de la musculatura a su lugar original y la involución del útero, que ayuda a que los loquios, pérdidas normales luego del parto, disminuyan con más rapidez.

En el caso de una cesárea, sucede que en el postparto pueden costar cosas tan básicas como sentarse en la cama, pues al sentarse se hace fuerza con el abdomen y duele, por eso la mamá debe incorporarse yendo hacia un costado y desde allí levantarse. Como hay una herida que está en proceso de cicatrización y como eso genera dolor y molestias físicas, se debe postergar el inicio de los movimientos hasta que la mamá deje de sentir dolor en la herida. Una vez que la herida está cicatrizada y no se sienten molestias, se puede empezar con ejercicios suaves para la pared abdominal, teniendo en cuenta que como hubo un corte se pierde mucho la sensibilidad de la zona y la fuerza de la panza.

Lo que sí se puede hacer de inmediato y es importante, son los ejercicios para favorecer la contracción del piso pelviano, pues si bien el bebé no pasó por ahí, esa zona se vio fuertemente exigida para sostener los órganos internos, entre ellos el útero con el bebé.

Una vez que las molestias de la herida han desaparecido, se puede hacer una gimnasia que se adecúe a las circunstancias del puerperio y la lactancia. Teniendo en cuenta que con el bebé es más difícil organizarse para salir, se pueden indicar ejercicios para hacer en casa de a poco hasta que sea posible comenzar con una clase específica para esta etapa.


¿Cuándo recomienzan los ciclos menstruales?


Esto ya no depende de que haya sido un parto por cesárea o vaginal, sino de otros factores, y es muy variable de mujer a mujer.

Si se está amamantando de manera exclusiva al bebé, lo habitual es que no se produzca la ovulación. Pero si bien esto es frecuente, no es siempre así, y luego de 45 días después del parto pueden reanudarse los ciclos menstruales. Por esta razón, no hay que confiar en la lactancia como método anticonceptivo, ya que puede fallar. 

Si se está alimentando al bebé con leche de fórmula, es posible comenzar a menstruar entre el primero y el tercer mes luego del parto.


¿Cuándo consultar al médico?


Es importante llamar al médico:

Si la zona de la cicatriz está caliente, roja, hinchada o supura. 
Si se hincha una o ambas piernas. 
Si el dolor en la zona de la cirugía empeora o aparece de forma repentina.
Si se tiene fiebre (aunque la zona de la cicatriz esté bien).
Si hay algún cambio en el flujo vaginal o este huele mal.
Si al orinar se siente ardor o si la orina es oscura.
Si se sienten muchas ganas de orinar, constantemente, aunq
ue solo salgan unas gotitas.



¿Cuándo puedo buscar un nuevo embarazo?


Después de una cesárea, se aconseja una espera de al menos 18 meses para la búsqueda de un nuevo embarazo.

Hasta hace poco tiempo se consideraba que debían pasar dos años de la cesárea para poder tener chances de un parto vaginal. Actualmente, no sólo se evalúa el tiempo que ha pasado desde la cesárea, sino también otros factores como la causa de la cesárea anterior, condiciones obstétricas adecuadas para un parto vaginal, tamaño del bebé, entre otras.


¿Cuántas cesáreas es posible tener y con qué frecuencia?


Se aceptan hasta tres cesáreas, en períodos superiores a un año entre una y otra. Hay excepciones que han llegado hasta cinco, lo cual no es lo recomendable por las complicaciones que puedan surgir (rotura uterina, entre otras).

Asesoró: Dra. Marisa David, gineco-obstetra

miércoles, 25 de mayo de 2016

EL AYUNO DE DANIEL - Una maravillosa forma de purificar el cuerpo y conectarnos con el Espíritu de Dios


El Ayuno de Daniel es un ayuno parcial basado en la Biblia. Es un método de ayuno que los hombres, mujeres y jóvenes de todo el mundo están utilizando a medida que entran en la disciplina espiritual de la oración y el ayuno.

Hay dos escrituras de fundamentales para el Ayuno de Daniel. En Daniel 1, el profeta sólo comía verduras (que incluye las frutas) y sólo bebía agua.

(Daniel 1:12 NVI) “…Danos de comer sólo verduras, y de beber sólo agua.”

Así que de estas escrituras se obtienen dos guías para el ayuno:
1. Sólo las frutas y vegetales
2. Sólo el agua de bebida

Luego, en Daniel 10 leemos que el Profeta no comía carne ni pan o alimentos finos y dejo de beber vino durante 21 días. Estas tres semanas se refieren a la observancia de la Pascua y la Fiesta de los Panes sin Levadura, las cuales tienen lugar durante el primer mes del año (Éxodo 12:1-20).

(Daniel 10:2-3 NVI) “…yo, Daniel, pasé tres semanas como si estuviera de luto. En todo ese tiempo no comí nada especial, ni probé carne ni vino…”

Así que desde esta escritura, tenemos una tercera guía:

3. No edulcorantes o pan

Otra guía importante se deriva de los principios judíos sobre el ayuno, que no se utiliza la levadura durante el ayuno. Por eso es que la levadura, polvo de hornear y similares no están permitidos en el Ayuno de Daniel.

Por último, llegamos a la conclusión de que ningún alimento artificial o procesado, ni ninguna de las sustancias químicas se permiten en el Ayuno de Daniel.

Asegúrese de leer los ingredientes en las etiquetas de los alimentos preparados para asegurarse de que sólo incluyen los ingredientes del Ayuno de Daniel.

El Ayuno de Daniel para el Cuerpo, el Alma y el Espíritu   

La Biblia nos enseña que somos un espíritu, que tenemos una alma, y vivimos en un cuerpo. El Ayuno de Daniel afecta estas tres partes de nosotros cuando entramos en un período de tiempo centrado en la oración y el ayuno.

El Cuerpo – Ciertamente nuestros cuerpos se afectan cuando nuestra dieta ha cambiado, para algunos de manera muy dramática durante el Ayuno de Daniel. Muchos hombres y mujeres experimentan la desintoxicación de las sustancias químicas, la cafeína, y el azúcar. 
Los síntomas son más a menudo dolores de cabeza, calambres en las piernas, fatiga y malestar general.

La mayoría de las personas a pierden peso durante el ayuno de Daniel. Y muchos reportan curaciones de la diabetes, las alergias, el artritis y el cáncer.

El Alma – Con frecuencia se refiere como “la carne” en la Biblia, el alma es afectado grandemente durante el ayuno de Daniel. El alma es el asiento de nuestras emociones, el intelecto, la personalidad y la voluntad. Es en el “reino anímico” donde experimentamos ansiedad, la frustración, la ira. . . e incluso la felicidad.

Durante el ayuno de Daniel, su alma puede muy bien rebelarse contra el cambio dramático de su dieta. Experimentar y ganar esta batalla sobre la carne es a menudo una de las lecciones más poderosas del Ayuno de Daniel.

El Espíritu – Nuestro espíritu es la parte de nosotros que nace de nuevo y que se rinde a Dios y que luego permanece con el Padre y el Hijo. Nuestro espíritu se llena con el Espíritu Santo cuando nos sometemos a él. Durante el ayuno de Daniel, queremos poner nuestro espíritu a cargo de las otras dos partes de nosotros. Cuando la carne está actuando con un antojo, tomamos el control del mismo con nuestro espíritu (al igual que un padre toma el control de un niño rebelde).

El ayuno siempre va mano a mano con un objetivo espiritual. Así que durante este tiempo de ayuno, tendrá que concentrarse en la oración, el estudio y la meditación.

¿Qué pasa si usted tiene problemas de salud?
El ayuno nunca debe hacerle daño al cuerpo. Y si usted tiene dudas, asegúrese de consultar a un medico profesional antes de entrar en el Ayuno de Daniel o de hacer cualquier cambio dietético importante.

El Ayuno de Daniel es una manera muy saludable de comer! Por lo tanto profesionales de la salud apoyarán este plan de alimentación, pero pueden sugerir algunas modificaciones si usted tiene problemas de salud que requieren atención especial. Por ejemplo, las madres embarazadas y lactantes pueden recibir instrucciones para añadir el pescado, el pollo y el queso en el Ayuno de Daniel, pero por otra parte mantener el curso. Puede ser que los diabéticos puedan agregar más carbohidratos o incluir pollo y pescado. Además, los que son especialmente activos ya sea a través del deporte, el culturismo o vocación posible que tenga que modificar ligeramente el plan de alimentación.

Les animamos a que consulten con su médico antes de comenzar el Ayuno de Daniel.

Guías Para el Ayuno de Daniel
(Comidas que podemos comer)

Granos: intregal, arroz, avena, cebada.

Legumbres: frijoles secos, frijoles pintos, chicharos, lentejas, frijoles negros.

Frutas: Manzanas, chabacano, plátanos, zarzamora, melón, melon blanco, cerezas, arándanos, higos, toronjas, uvas, guayaba, kiwi, limones, limas, mangos, nectarinas, papayas, duraznos, peras, piñas, ciruelas, ciruela pasa, pasas, frambuesa, fresas, mandarinas, sandia.

Verduras: alcachofas, espárragos, betabel, brócoli, repollo, zanahoria, coli.
"El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fe, mansedumbre, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley." (Gálatas 5:22)


El Ayuno de Daniel: Su Propósito

Aunque el Ayuno de Daniel limpia el cuerpo al omitir ciertos alimentos por un tiempo limitado, la intención real y más profunda es la conexión espiritual. El propósito del ayuno cristiano es buscar una relación más íntima con Dios, al tiempo que libera al cuerpo físico de alimentos y bebidas no naturales y auto-gratificantes. Su enfoque debe estar en Dios, no en las cosas carnales del mundo. Muy a menudo, el foco del ayuno es la privación de alimentos. En cambio, el propósito del ayuno debería ser desviar nuestros ojos de las cosas de este mundo para enfocarlos enteramente en Dios.

Durante el Ayuno de Daniel usted querrá concentrarse en la oración, el estudio de la Biblia, y en la reflexión. El Ayuno de Daniel es una excelente manera de comenzar la preparación para crecer en el Señor.

Si tiene problemas de salud o está siguiendo algún tratamiento médico, es conveniente consultar primero con su médico. Usted también podría orar, consultar a un cristiano maduro o a su pastor, antes de ayunar. Recuerde, el ayuno debe hacerse periódicamente y por limitados días.

El Ayuno de Daniel: Los Lineamientos

Los lineamientos básicos del Ayuno Daniel incluyen comer:
  • • Frutas, nueces
  • • vegetales
  • • beber sólo agua (para eliminar toxinas) Algunos dicen que pueden incluirse jugos de frutas naturales si no contienen conservantes, azúcares, etc., pero incluso esos jugos deben estar muy limitados. El Café y el té no están permitidos.

El Ayuno de Daniel debe eliminar todas las carnes, los dulces, las papas fritas o pasapalos, el pan, y las comidas fritas. Los panes contienen levadura, polvo de hornear etcétera; ésos son agentes leudantes y deben evitarse. La levadura es simbólica del pecado en ciertas escrituras (1ra de Corintios 5:6-8).

Con estas cosas enumeradas, se concluye que cualquier alimento que contenga aditivos artificiales, sustancias químicas, o que haya sido procesado, debe evitarse completamente durante el ayuno. Las frutas y los vegetales son la base del Ayuno de Daniel y pueden ser preparados aceptablemente en una variedad de maneras. Muchas recetas del ayuno y varios libros de cocina han sido diseñados para el Ayuno de Daniel.

El Ayuno de Daniel es una poderosa disciplina espiritual. Al asociar el ayuno y la oración, uno puede abrirse al Espíritu Santo de Dios. Teniendo un deseo sincero de buscar a Dios, usted puede acercarse a Él con un corazón contrito y arrepentido, y Él le ministrará de una manera poderosa. El asombroso poder de Dios es transformador y usted conocerá que con Dios, todas las cosas son posibles.

Es importante notar que la Biblia no ordena en ninguna parte que los creyentes hagan el ayuno de Daniel. Como resultado, es un asunto de libertad cristiana hacer el ayuno de Daniel. Al mismo tiempo, la Biblia presenta el ayuno como algo bueno, provechoso, y beneficioso. El libro de los Hechos registra a creyentes ayunando antes de tomar decisiones importantes (Hechos 13:2; 14:23). El ayuno y la oración a menudo están entrelazados (Lucas 2:37; 5:33).

"Por eso pues, ahora, dice Jehová [Yavé], convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento" (Joel 2:12)



La historia detrás de este ayuno


A Daniel le toco vivir uno de los hechos más terribles en la historia de Israel. En el capitulo 1 vemos que el Rey Nabucodonosor tomo posesión de Israel y el pueblo empezó su exilio en Babilonia. Durante este proceso ordeno a que hombres jóvenes, saludables e inteligentes fueran enviados a su palacio como sirvientes. Daniel era uno de estos hombres. Durante su servicio Daniel tomo por costumbre ayunar porque no quería ofender a Dios contaminándose con las costumbres de esa tierra pagana.

En el capitulo 10, vemos que Daniel esta ayunando, buscando revelación de Dios sobre unas visiones que había tenido. De acuerdo a los versos 2 y 3, Daniel dice que no comió manjar delicado, ni carne ni vino, ni se ungió con perfume. Durante tres semanas el resistió las cosas que eran agradable a su cuerpo. Al terminar estos 21 días de ayuno, un ángel llego para contestar la petición que Daniel tenia antes Dios.

¿Quien puede hacer este ayuno?

El cristiano que quiera crecer espiritualmente y buscar acercarse más a Dios debe de ayunar con frecuencia. Este ayuno, hecho estrictamente o en moderación, puede ser practicado por cualquier persona.
Durante el ayuno

Todo ayuno consiste en sacrificar algo físico en cambio de algo espiritual. Es sumamente importante que el ayuno tenga un propósito, sea tan general como agradar a Dios o una petición mas especifica. Aparta tiempo cada día para leer la Biblia, meditar en ella y orar constantemente.

Las reglas
  • Como en todo ayuno parcial, en este uno come para sobrevivir, no por gusto. Si usualmente te sirves dos veces durante las comidas del día, prepárate para solamente servirte una sola porción o la mitad de una porción.
  • Todas las carnes, mariscos incluidos, y todo alimento derivado de un animal debe ser eliminado. Esto significa que no comerás huevos o productos lácteos de cualquier tipo, tales como la leche, el queso, la mantequilla, la manteca y así sucesivamente.

  • Eliminar todo alimento que sea muy procesado o alto en grasa y optar por las opciones orgánicas o integrales cuando se pueda. Bajo esta regla quedan eliminados los dulces, azúcar, comidas fritas, el pan blanco, las galletas, mermeladas y todo otro tipo de alimento similar.

  • Beber solo agua. Esto es porque muchos jugos tienen una cantidad alta de azúcar e ingredientes artificiales. Seria mejor comer la naranja en substitución de tomarse un vaso de jugo de naranja. El alcohol, café y el te están excluidos.


Lista de comida

La siguiente lista de comidas para el ayuno de Daniel sirve como guía de lo que se esta permitido comer. No es una lista completa. Si deseas comer algo que no esta listado, recuerda las reglas detalladas arriba.
  • Todo tipo de frutas: Manzanas, naranjas, guineos, uvas, melones, fresas, arándanos, cerezas, limones, carambola, guayaba, durazno, sandía, frambuesas, piña, ciruelas, pasas, kiwi, pomelo, higos, mangos, etc.

  • Todo tipo de vegetales y víveres: Tomates, espárragos, remolacha, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahorias, coliflor, apio, chile pimiento, hojas de col, maíz, pepino, berenjena, el ajo, el jengibre, la col rizada, lechugas, setas, hojas de mostaza, cebolla, perejil, papas, plátanos, yuca, las espinacas, calabazas, batatas, aguacate, etc.

  • Todo tipo de legumbres: Habas, frijoles, guisantes, gandules, lentejas, etc.

  • Todo frutos secos y semillas: Maní, incluyendo la mantequilla de maní, semillas de girasol, anacardos, cacahuetes, sésamo, almendras, avellanas, pistachos, etc.

  • Granos enteros: Trigo integral, arroz integral, mijo, quínoa, avena, cebada, granos, pasta de trigo integral, tortillas de trigo integral, galletas de arroz y palomitas de maíz.

  • Para cocinar continúe usando los aceites, el vinagre, la sal y otras hierbas y especies a su gusto.


Advertencias y sugerencias


Este ayuno es bastante exigente y es importante que las personas que sufren de alguna enfermedad o tienen una condición médica, consulten a su doctor antes de empezar este ayuno. Recomiendo que lleven una copia de este articulo a una consulta con su medico y que juntos adapten la lista. No usen una condición medica para evitar el ayuno y no usen el ayuno para evitar tratamiento medico si lo necesita.

Si el ayuno de Daniel se va hacer en familia, adapta la lista para los menores. Ellos pueden eliminar los jugos y los dulces, por ejemplo, y así participar de esta experiencia con sus padres.

Ayuno de Daniel en todos los Cenáculos del Espíritu Santo de Argentina y del mundo
Ell Ayuno de Daniel dio resultados maravillosos en la vida de quien se lanzó de cuerpo, alma y espíritu. Esta fe  que millones de personas fueron bautizadas con el Espíritu Santo, inclusive muchos niños tuvieron una experiencia extraordinaria con Dios.
Muchos que dejaron de ver la televisión, acceder a Internet y alimentar el alma con entretenimientos recibieron el sello divino y el avivamiento del Espíritu de Dios.

El Ayuno de Daniel es una gran oportunidad para quien aún no nació de Dios, y quiere tener un encuentro con Él. También lo es para aquellas personas que anhelan un crecimiento espiritual aún mayor de lo que ya tienen. Es con el Bautismo del Espíritu Santo que nos damos cuenta lo inmaduro que éramos, y cuán dependientes éramos de los demás cuando se trataba de nuestra propia vida espiritual. Por todo eso, para tener esta transformación, participe de la campaña y luche para recibir el sello de Dios.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Desarrollando la risa y el sentido del humor

Desarrollemos la risa y el sentido del humor:

  • ¡La risa se contagia, la risa es salud! ¡No nos quedemos en casa lamentándonos de las penas! ¡Busquemos situaciones que potencien la risa y el sentido del humor! ¡Las reuniones y los amigos nos pueden ayudar!
  • ¡Riámonos de nosotros mismos. Miremos al mundo como si fuera una obra de teatro y nosotros unos meros personajes!
  • ¡Coleccionemos fotos, vídeos, películas, recuerdos… que nos hagan reír. Usémoslos en casos de necesidad emocional!
  • ¡La risa reduce el estrés, busquemos situaciones que la produzcan, enredémonos con temas que la provoquen!
  • ¡Busquemos situaciones que potencien la risa y el sentido del humor! ¡El que busca encuentra!
  • ¡Recordemos todos los acontecimientos agradables que podamos y si es necesario anotémoslos para no olvidarlos!
  • ¡Compartamos relaciones divertidas y variadas. El que da también recibe! ¡Aportemos a los demás todo lo que podamos de nosotros mismos pero sobre todo que sea lo más agradable!
  • ¡No existe mejor regalo que una sonrisa en la boca y en los gestos!
  • ¡No existe mejor recompensa que el ver a alguien sonriendo cuando ve que nos acercamos!
  • ¡Contagiemos la sonrisa o la risa y seremos los que mayor beneficio obtengamos!
  • ¡Un día sin risas o sin sonrisas es un día perdido! ¡No perdamos días con lamentaciones, ganemos días con sonrisas!

Lancémonos y busquemos un destino que merezca la pena


¡Con esfuerzo, decisión y ganas por llegar a la mejor meta podremos conseguir lo que nos propongamos! ¡Todo depende de nosotros! ¡Utilicemos nuestro tiempo y nuestra energía para avanzar, nunca para alimentar el retroceso y la autodestrucción!

Lancémonos y busquemos un destino que merezca la pena:

  • ¡Atrevámonos, lancémonos y después comprobemos si nos ha merecido la pena la decisión tomada!
  • ¡Nosotros marcamos nuestro destino! ¡Si creemos que no podemos, no podremos! ¡Nadie hará por nosotros lo que nosotros no hagamos!
  • ¡Si confiamos en nosotros y decidimos avanzar desarrollando potenciales conseguiremos no arrepentirnos por la decisión tomada!
  • ¡Que las emociones negativas sirvan para activarnos, para recuperar los objetivos y para restablecer estados más deseables!
  • ¡Detectar las emociones nos puede ayudar a cambiar o a mantener lo que realmente merece la pena! ¡Es el mejor momento para tomar decisiones, tanto para intentar resolver el problema como para incrementar la satisfacción por los objetivos conseguidos!
  • ¡Empleemos nuestro tiempo en resolver problemas, no en aburrirnos sin saber qué hacer con él!
  • ¡No aplacemos ni evitemos tomar decisiones, cuanto antes actuemos y analicemos las consecuencias de las mismas mejor! ¡Que los buenos resultados retroalimenten nuestras motivaciones para continuar avanzando!
  • ¡No nos quedemos con una sola alternativa, tengamos en cuenta todas las posibilidades y aprendamos a descubrirlas!
  • ¡No veamos problemas donde no los hay y si los hubiera no nos lamentemos, actuemos para resolverlos y cuanto antes mejor!
  • ¡Juguemos continuamente a desarrollar emociones positivas para que se instalen, de tal forma que tomen las riendas de nuestra vida, con tanta fuerza que resulte imposible deshacerse de ellas!
  • ¡Si nos deshacemos de algo que sea de las emociones negativas! ¡Si aprendemos a detectarlas y a valorarlas podremos cambiarlas, manejarlas y controlarlas sin problemas!
  • ¡Practiquemos emociones que nos motiven hacia objetivos saludables y que nos ayuden a resolver problemas!
  • ¡Aprendamos a detectar los pensamientos y a controlar las reacciones de nuestro cuerpo para poder controlar mejor nuestras emociones y  nuestros comportamientos!
  • ¡La mente procesa la información a una velocidad tan rápida que si no aprendemos a observar, a detectar y a modificar lo que pensamos nos podemos encontrar con que hemos perdido tanta energía que somos incapaces de actuar, quedando bloqueados y sin fuerzas!
  • ¡Si controlamos las emociones seremos más benévolos con nosotros mismos y con los demás, permitiremos que se consoliden recuerdos que aporten bienestar, tendremos menos dudas y más seguridad, toleraremos mejor el dolor, los pensamientos serán más flexibles, estaremos en mejores condiciones para ver el lado positivo de las cosas, será más fácil tomar decisiones, seremos más creativos y más innovadores, será más fácil adaptar las decisiones a las necesidades, no culparemos tanto al entorno o a los demás de nuestros problemas, tendremos mayor capacidad para elegir, actuar y para resolver todo aquello que nos genere malestar…!
  • ¡Hagámoslo y no esperemos a que los problemas se resuelvan solos, no existen varitas mágicas, no existe magia, existimos nosotros mismos y somos nosotros quienes podemos cambiar nuestro destino en cuanto lo intentemos y en cuanto pongamos a funcionar todos nuestros recursos para conseguirlo!
  • ¡Para vencer al enemigo primero hay que conocerlo y para conocerlo primero hay que aprender a detectarlo y una vez detectado luchar para contraatacarle hasta que lo venzamos! ¡Nos sentiremos mucho mejor y resultará mucho más fácil que se instale la confianza, la seguridad en nosotros mismos y sobre todo la percepción de control!
  • ¡Cuánto más repitamos y repitamos los pequeños retos conseguidos más fácil resultará adquirir un hábito positivo y mejores serán los resultados!
  • ¡Si incrementamos el orgullo por los pequeños retos que vayamos consiguiendo pasaremos de vernos incapaces a vernos totalmente capaces y resolutivos!
  • ¡Hay muchas alternativas y muchas posibilidades, si otros las ven es porque están y existen así que aprendamos también nosotros a buscar y a encontrar lo que otros son capaces de ver! ¡No nos quedemos sólo con lo que nos perjudica, pongamos en práctica lo que nos beneficia y aprendamos a sacarle partido!

Busquemos la felicidad y no las penas


Busquemos la felicidad y no las penas:

  • ¡Es importante marcarnos retos y metas alcanzables!
  • ¡Es más fácil olvidar penas si nos abrimos al mundo que si nos encerramos en nosotros mismos!
  • ¡A mayor esfuerzo mental y físico en conseguir lo mejor de nosotros mismos mayor éxito!
  • ¡Tomemos el control de nuestras emociones y tendremos el control de nuestra vida! ¡No nos quedemos rezagados, cuanto antes empecemos mejor!
  • ¡Busquemos oportunidades para crecer emocionalmente, no desaprovechemos  ninguna  oportunidad!
  • ¡Seleccionemos recursos que nos resulten útiles, pongámoslos en práctica y quedémonos con todos los que nos aporten consecuencias gratificantes!
  • ¡Si necesitamos ayuda pidámosla pero no nos convirtamos en una carga para nuestras amistades o familiares!
  • ¡Observemos a los que nos rodean, aprendamos de ellos y tomemos nota para imitar a los que emiten armonía y felicidad!